Consejos de Omaita

31 October 2007

Caspa

Filed under: La farmacia de omaita

    - Ingredientes: 1 cucharada de romero, 1 cucharada de tomillo y 1/2 L de agua

    - Preparación: Hervir el agua y anadir el romero. Dejadlo hervir durante 5 minutos y retiradlo del fuego. Luego, le echáis el tomillo y lo dejáis reposar durante 15 minutos sin fuego. Después de haber reposado, lo coláis con un colador fino.

    - Uso: Lo debéis hacer con el pelo seco (repartir por el cuero cabelludo y hacer un masage) para que funcione; y al hacerlo, no aclarar, dejadlo así. Al ser como un té, no está pegajoso ni nada; es como una agua perfumada.

Dicho

Filed under: Poemas

    Obediencia es noble ciencia.

24 October 2007

Cuchara de metal

Filed under: Cocina

    Éstas cucharas dan un mal sabor en las comidas; así que no metedlas para mover en las comidas que queráis guardar. Hacedlo mejor con una cuchara de palo o con una de acero inoxidable.

17 October 2007

Fantasia de Puck (Manuel Machado)

Filed under: Poemas

El hada pequeñita
de las piedras preciosas
que vive en un coral
busca al gnomo
que habita la corteza rugosa
de un antiguo nogal.

Y, juntos, de la mano
para hacer travesuras,
aquella noche van,
como hermana y hermano,
por las sendas oscuras
de la selva ideal…

Detrás va su cortejo
de dudas y sospechas…
Y una marcha triunfal
saluda al crimen,
viejo que ruge
y canta endechas
con su voz de puñal.

Van los presentimientos
junto a las intenciones…
Con los recuerdos
van los malos pensamientos,
las locas tentaciones
ahogadas al brotar.

Todo lo que hay de sueños
de otra vida perdido;
lo que pasó o vendrá.
Vagas curvas de ensueños:
lo que casi no ha sido…,
lo que tal vez será…

Va, callado,
cruzando el cortejo discreto
por la selva ideal…
¡Viene el día temblando…;
va a romper el secreto
la aurora al despuntar!…

Mas sólo vio,
al mostrarse,
una burbuja
sobre las olas del mar…
Y una cara borrarse
en la corteza pobre
del antiguo nogal.

Peines siempre limpios

Filed under: Belleza e higiene

    Para que vuestros peines estén siempre limpios y preparados, metedlos cada 15-20 días en agua con amoníaco. Los dejáis dentro unos 20 minutos. Así estarán siempre perfectos.

10 October 2007

Labios secos

Filed under: Belleza e higiene

Cuando vuestros labios estén secos y los queráis maquillar, haced lo siguiente:

    - Ponéos un poco de crema hidratante primero, antes de pintároslos; así no estarán tan secos. Vuestro color de labios será mate por la crema, pero estarán hidratados y no se verán con grietas.

A un olmo seco (Antonio Machado)

Filed under: Poemas
Al olmo viejo,
hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril
y el sol de mayo
algunas hojas verdes
le han salido.

¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero!
Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera va trepando por él,
y en sus entrañas urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero, con su hacha el leñador,
y el carpintero te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta; antes que rojo en el hogar,
mañana, ardas en alguna mísera caseta, al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

3 October 2007

Casa sin humedades

Filed under: Hogar

Si queréis que vuestra casa no tenga humedades, especialmente cuando la cerréis por un largo tiempo o os vayáis de vacaciones, os ayudará lo siguiente:

    - Poned en cada esquina de las habitaciones un platito con un poco de harina o polvo de tiza. Eso absorverá la humedad sobrante de cada habitación.

    Así evitaréis inesperadas sorpresas cuando volváis.

Soneto (José de Espronceda)

Filed under: Poemas

Fresca, lozana, pura y olorosa,
gala y adorno del pensil florido,
gallarda puesta sobre el ramo erguido,
fragancia esparce la naciente rosa.

Mas si el ardiente sol lumbre enojosa vibra,
del can en llamas encendido,
el dulce aroma y el color perdido,
sus hojas lleva el aura presurosa.

Así brilló un momento mi ventura en alas del amor,
y hermosa nube fingí tal vez de gloria y de alegría.
Mas, ay, que el bien trocóse en amargura,
y deshojada por los aires sube la dulce flor de la esperanza mía.