Consejos de Omaita

6 February 2008

Pablo Neruda

Filed under: Poemas

Mariposa de otoño

La mariposa volotea
y arde –con el sol– a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja que la mece.

Me decían: –No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: –No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora, convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: –Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,
y desaparece.

30 January 2008

Cumpleaños

Filed under: Poemas

Para tu cumpleaños…
Deseo que recibas
estos regalos especiales.
Felicidad, en lo profundo de tu ser.
Serenidad, con cada amanecer.
Exito, en cada respecto.
Sinceridad, de amigos que te quieran.
Amor, que sea eterno.
Recuerdos entrañables, de momentos del ayer.
Un presente esplendoroso repleto de bendiciones.
Un sendero, que conduzca a un hermoso mañana.
Anhelos, que se conviertan en realidad.
Y reconocimientos, de todas las cosas maravillosas
que hay en ti.
¡Que tengas un cumpleaños muy feliz!

23 January 2008

Ahí estaré

Filed under: Poemas

Cuando sientas que el mundo se acaba
Y no hay nadie para ti,
Llámame y sere tu amigo sin decirte nada.

Cuando sientas que todos están en tu contra
Y no te entiendan,
Llámame y verás que ambos entenderemos muchas cosas.

Cuando te sientas caer y sin fuerzas para caminar,
Yo estaré ahí si me llamas parar ser tu apoyo.

Cuando la pena te agobie y sientas vacio tu corazón,
Llámame y con una música de amor,
Ahuyentaré tu pena y dare felicidad a tu corazón.

Cuando nadie entienda tu forma de amar,
Llámame, porque lucharé junto a ti si me lo permites.

Cuando te sientas perdida en la oscuridad
Y tu alma se pierda en el camino,
Yo estaré ahi si me llamas, para ser tu luz y tu guia,
Demostrando que hay muchas vias.

Cuando te sientas dolida
Y tengas una herida grande en tu corazón,
Llámame y verás que seré una buena medicina para ti.

Cuando sientas ganas de llorar y no puedes aguantar,
Llámame, me quedaré en silencio poniendo mi hombro para ti.

Y si al final sientes que nada tiene sentido en esta vida,
Yo te haré ver que la vida es maravillosa,
Con sus alegrias y dolores.
Aun así no me llames, yo estaré ahí para ti, pensare en ti,
Y solo pedire algo cambio: “Que siempre seas feliz”.

Porque seré, lo que nunca pensaste, solo para hacerte feliz,
Porque mi felicidad es la tuya, en cada hora de mi vida
Y me conformaré con tu amistad
Siempre y cuando me lo permitas.

Al final de este dia, recuerdame como soy,
Y si me alejo de ti,
Será porque tu corazón asi lo quiere,
Porque estare en cada lugar,
Cuando desees un amigo o alguien a quien querer,
Porque el cariño empieza con una AMISTAD
Y la AMISTAD nos da el amor…

12 December 2007

Los niños aprenden lo que viven

Filed under: Poemas

Si los niños viven con crítica
Aprenden a condenar.

Si los niños viven con hostilidad
Aprenden a vivir luchando.

Si los niños viven el ridículo
Aprenden a ser tímidos.

Si los niños viven con vergüenza
Aprenden a sentirse culpables.

Si los niños viven con tolerancia
Aprenden a ser pacientes.

Si los niños viven con estímulo
Aprenden a confiar.

Si los niños viven con alabanza
Aprenden a apreciar.

Si los niños viven con honradez
Aprenden la justicia.

Si los niños viven con seguridad
Aprenden a tener fe.

Si los niños viven con aprobación
Aprenden autoestima.

Si los niños viven con aceptación y amistad
Aprenden a hallar amor en el mundo.

21 November 2007

Eternidad en Montoro (Juan Morales Rojas)

Filed under: Poemas

La tarde se diluye entre los montes
entre un sopor estático de olivos…
El arrecife malva de los vientos
hojas juega de planta en remolinos.
¡Cuántas tardes iguales, ¡oh, Montoro!
fueron labrando tu erosión de siglos!…
¡Cuántas brisas suaves peinadoras
de ese suelto cabello de tus riscos!
¡Cuánto aroma de bálsamo de aceite
temblando en el alcor de tus molinos!…
Un pálpito de paz brota
en los muros dorados de tus viejos edificios:
edificios calientes con aleros
donde aves tiernas suspendieron nidos.
¡Cuántas noches iguales, ¡oh Montoro!
Viejas y estrellas duermen en tus quicios;
niños y perros juegan en tus plazas…
bajo tu puente pasan tiempo y río…
La vida se diluye entre tus montes.
Bajo tu amada tierra son los míos
canción de la nostalgia, acaso rosas,
polvo de siderales infinitos,
dulzura amarga en la borrada huella,
Eternidad de donde nacen siglos,
¡Cuánto aroma de tiempos, ¡oh Montoro!
¡Qué jugar de tu plata en remolinos!
Un pálpito de paz vive en tu brisa…
bajo tu puente pasan tiempo y río…!

14 November 2007

Dicho

Filed under: Poemas

La salud es un tesoro, de más quilates que el oro.

7 November 2007

Córdoba

Filed under: Poemas

ANDALUZAS

CANCIÓN DEL JINETE

Córdoba.
Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.

Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.

Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.

La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.

¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!

¡Ay que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!

Córdoba.
Lejana y sola.

31 October 2007

Dicho

Filed under: Poemas

    Obediencia es noble ciencia.

17 October 2007

Fantasia de Puck (Manuel Machado)

Filed under: Poemas

El hada pequeñita
de las piedras preciosas
que vive en un coral
busca al gnomo
que habita la corteza rugosa
de un antiguo nogal.

Y, juntos, de la mano
para hacer travesuras,
aquella noche van,
como hermana y hermano,
por las sendas oscuras
de la selva ideal…

Detrás va su cortejo
de dudas y sospechas…
Y una marcha triunfal
saluda al crimen,
viejo que ruge
y canta endechas
con su voz de puñal.

Van los presentimientos
junto a las intenciones…
Con los recuerdos
van los malos pensamientos,
las locas tentaciones
ahogadas al brotar.

Todo lo que hay de sueños
de otra vida perdido;
lo que pasó o vendrá.
Vagas curvas de ensueños:
lo que casi no ha sido…,
lo que tal vez será…

Va, callado,
cruzando el cortejo discreto
por la selva ideal…
¡Viene el día temblando…;
va a romper el secreto
la aurora al despuntar!…

Mas sólo vio,
al mostrarse,
una burbuja
sobre las olas del mar…
Y una cara borrarse
en la corteza pobre
del antiguo nogal.

10 October 2007

A un olmo seco (Antonio Machado)

Filed under: Poemas
Al olmo viejo,
hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril
y el sol de mayo
algunas hojas verdes
le han salido.

¡El olmo centenario en la colina que lame el Duero!
Un musgo amarillento le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera va trepando por él,
y en sus entrañas urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero, con su hacha el leñador,
y el carpintero te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta; antes que rojo en el hogar,
mañana, ardas en alguna mísera caseta, al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Next Page »